lunes, abril 09, 2018

La cuenta, ¿se pide o te la pueden traer?

Leyendo una crónica gastronómica, un tanto superficial, me sorprendo al leer que "no nos gustó nada que traigan la cuenta si no la has pedido". ¡Toma ya! 😱😱😱

No hablo de alta cocina, sino un restaurante de 25/35€ de ticket medio. Luego resulta que son los hosteleros los que explotan a cocineros y camareros, como si los insolentes caprichos de los clientes no influyesen en la duración de la jornada laboral en restauración. 

Algunos se creen que pagar una comida les da derecho a hacerse fuertes en un restaurante y que el personal tenga que atenderles, aunque se haya acabado su turno. Como si ese personal no tuviese derecho a descansar, disfrutar de su familia o simplemente hacer valer su derecho a tener una jornada laboral digna. 

Y no, ni por las copas. A ver si os creéis que lo que pagáis por ese cubata, que se convierte en eterno, paga las horas extra del personal que se queda secuestrado en el restaurante, hasta que los diletantes clientes deciden poner fin a su disfrute. 

De hecho muchos hosteleros estáis perdiendo pasta, porque los del cubata eterno son los mismos que las abuelas tertulianas del café con leche de tres horas, que saturan cada tarde las cafeterías de todo el país, o los zahories de WiFi...

Toda una fauna que puebla los establecimientos de hostelería, impidiendo o entorpeciendo la rotación de público, que hace que un negocio sea rentable. Justo los que se molestan si les llevas la cuenta 🤔

2 comentarios:

Javier G. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Javier G. dijo...

Pues claro tienes razón